Pronunciamiento contra el reportaje “Baby sicarios”

Bogotá, abril 27 de 2010

Señores
CUATRO NOTICIAS
ATT. DAVID BERIANI
Periodista
España

Referencia: Su reportaje: “Baby sicarios”.

Carta abierta a los medios de comunicación

Señor David Beriani,

Quiero referirme a su reportaje “Baby Sicarios” en el que usted relata la vida de algunos niños y niñas colombianas que han delinquido gravemente. Vi el reportaje con indignación y mucha extrañeza, ya que viniendo de un medio español, moderno, del grupo Prisa, con códigos de auto-regulación, esperaba un respeto integral por la niñez.

No entiendo cómo usted y quienes permitieron la transmisión del programa violaron sin  la menor auto-regulación las normas básicas del periodismo mundial que se refieren a la protección de los niños y niñas que han sido víctimas, testigos y agentes de actos delictivos.

Ni uno de los tres mandatos acató su reportaje que dejó en evidencia los rostros enteros, los perfiles de las caras, las voces, los sitios, los barrios, las casas de esos niños, niñas y jóvenes que usted llama sicarios.

Así como usted lo relata “Nos han abierto sus vidas” la exposición sin censura y sin condolencia de sus identidades puede costarles la vida, y usted lo sabe. Usted conoció la realidad que se puede llegar a vivir bajo las condiciones de extrema pobreza en la que muchos de nuestros niños y niñas viven. Condiciones que no convierten al 60% de la población de nuestro país en sicarios.

Le ruego, por la vida de esos niños y niñas que inocentemente le concedieron su confianza,  que elimine usted los rostros, modifique las voces y con ello repare un poco del daño hecho. También, quiero recordarle, que su propio medio de comunicación exhibe un código de auto-regulación, que al parecer se desconoció completamente. Lo copio para su reflexión.

“…Código de autorregulación sobre contenidos televisivos e infancia
2. Presencia de los menores en la programación televisiva: Programas, informativos y publicidad
• No se emitirán imágenes ni menciones identificativas de menores como autores, testigos o víctimas de actos ilícitos.
• No se mostrará a menores identificados consumiendo alcohol, tabaco o sustancias estupefacientes.
• No se entrevistará a menores identificados en situaciones de crisis (fugados de su casa, que hayan intentado el suicidio, instrumentalizados por adultos para el crimen, involucrados en la prostitución, con sus padres o familiares allegados implicados en procesos judiciales o recluidos en la cárcel, etc.)” Tomado de la página web del medio.

Nuestro Código de la Infancia y la Adolescencia  dice claramente: Abstenerse de entrevistar, dar el nombre, divulgar los datos que identifiquen o que puedan conducir a la identificación de niños, niñas y adolescente que hayan sido víctimas, autores o testigos de hechos delictivos, salvo cuando sea necesario para garantizar el derecho a establecer la identidad del niño o adolescente víctima del delito, o la de su familia si esta fuere desconocida. En cualquier otra circunstancia, será necesaria la autorización de los padres o, en su defecto, del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Art. 47 # 8.

Igualmente exhorto a las autoridades colombianas a proteger de inmediato a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes que se involucraron en el funesto reportaje, ya que sabemos que se ha expuesto su vida e integridad personal de manera gravísima. Igualmente para que actúen en el cumplimiento de la ley.

Parágrafo: Los medios de comunicación serán responsables por la violación de las disposiciones previstas en este artículo. El instituto Colombiano de Bienestar familiar podrá hacerse parte en los procesos que por tales violaciones se adelantes contra los medios. Código de la Infancia y la Adolescencia art. 47.

Esperando que este escandaloso reportaje no se convierta en un premio de periodismo a la infamia, me suscribo.

XIMENA NORATO
Directora
Agencia PANDI
Carrera 7 No 100-37 No 301
Tel.: (57-1) 2149296
Bogotá, Colombia D.C.
www.agenciapandi.org
ximenanorato@agenciapandi.org
Miembro RED ANDI América Latina
Miembro Alianza por la Niñez Colombiana