Es responsabilidad de toda la sociedad proteger a la infancia

La familia, la sociedad y el Estado tienen la obligación de garantizar al niño su desarrollo armónico e integral, así lo establece el artículo 54 de la Constitución Nacional. Como se ve, la responsabilidad de velar por la infancia recae en todos, aunque no siempre haya una asunción colectiva eficiente. Ante esta realidad, el Estado no puede dejar de cumplir con sus responsabilidades, y al mismo tiempo cada ciudadano –con el respaldo otorgado por la misma Carta Magna– puede exigir a la autoridad competente el cumplimiento de tales garantías.

Cada ciudadano paraguayo “que tenga conocimiento de una violación a los derechos y garantías del niño o adolescente, debe comunicarla inmediatamente a la Consejería Municipal por los Derechos del Niño, Niña y Adolescente (Codeni) o, en su defecto, al Ministerio Público o al defensor público”. Así está claramente establecido en el artículo 5 del Código de la Niñez y la Adolescencia – Ley 1680.

Pero para que estas palabras no queden solamente en declaraciones sin contenido, es necesario contar con el compromiso de todos los estamentos de la sociedad. No se puede permitir que los niños sufran algún tipo de carencias o violencia. Cada ciudadano puede y debe aportar para asegurar una vida digna y con bienestar para toda la infancia. Es obligación de todos proteger la integridad y la dignidad de los niños.

(Última Hora, Editorial – 17 de enero de 2017).